Documento sin título
  EDITORIAL  |  CARTA DE LECTORES  |  GENTE  |  DEJE SU MENSAJE sábado 20 de abril de 2019
Documento sin título
  Enero 2006 | Nº158  
  Buscador  
 

 
 
 
 
 
 
Cocina a la moda
 
Dimes&Diretes
Horóscopo
Moda
Verano a Todo Trapo
Temas y entrevistas
Las Arenas del Arte
No sólo de playa vive el verano. El batallón de artistas que año tras año desembarca en Punta del Este imprime nuevos colores a una movida cultural...
A Dos Puntas
Oscar de los Santos, el intendente de Maldonado, que está pasando su primer verano en el poder, es consciente de que debe enfrentar dos desafíos...
La Joya de la Familia
Conocer a la parentela de la media naranja es un examen durísimo para el que conviene estar muy bien preparado...
Por Todo lo Alto
El lujo de Punta del Este ya trepa a las alturas. Nuevos y sofisticadísimos proyectos edilicios inyectan vitalidad al sector de la construcción...
Esplendor Tropical
Enclavada en un terreno fronterizo entre lo real y lo imaginario, la selva se erige hoy como uno de los destinos turísticos favoritos del viajero moderno...
 
 

COMO SALIR AIROSO



Conocer a la parentela de la media naranja es un examen durísimo para el que conviene estar muy bien preparado. Un reciente estreno cinematográfico, y los consejos de una uruguaya experta en el asunto, pueden ser muy útiles llegada la hora.


Para una entrevista de trabajo uno suele preparar hasta el más mínimo detalle. Cómo se vestirá, qué va a decir y qué no. Hasta qué perfume usará. Cualquier esfuerzo con tal de dar una buena impresión. Sin embargo, no todos consideran que la primera cita con la familia del enamorado o la enamorada requiere de tanto preparativo. Quizá olvidan que la ascendencia siempre viene de yapa. Cuando uno por fin decide iniciar un compromiso afectivo, la historia apenas comienza. Y más vale que sea con el pie derecho.
Acaba de estrenarse La joya de la familia, una película que pinta y condimenta el primer encuentro con la prole del novio. El duelo cinematográfico descansa en dos mujeres de gran porte: Diane Keaton, como la matriarca de una tradicional familia; y Sarah Jessica Parker, como la fría neoyorquina que se adueñó del corazón de su hijo mayor.
La comedia vale para pasar un buen rato, pero también para echar mano a una lista de los SÍ y los NO en estos encuentros casi del tercer tipo. Para empezar, está claro que aquellas dotes que cautivaron a la media naranja pueden ser precisamente las que crispen a suegros y cuñados. Por ejemplo, puede que decir naderías al oído en pose sexy y tacos stilleto hayan funcionado para seducir a un hombre, pero definitivamente, no serán las mejores armas para cautivar a su familia.
En el film, la cerebral neoyorquina se llama Meredith Morton, pero bien podría ser una uruguaya en apuros familiares. Lo que sigue es un ayudamemoria para mirarse en el espejo antes de salir a la reunión cumbre.

Dime cómo te vistes...

Obviamente, el vestuario adecuado dependerá del entorno, pero siempre menos puede ser más.
Si el primer encuentro con la familia de su media naranja se producirá en un ámbito urbano-sofisticado, conviene ponerse algo negro. Hiperclásico pero siempre elegante, le sienta bien a cualquiera.
Si se trata de un ámbito más informal, por ejemplo al aire libre, conviene confiar en Ralph Lauren –sin el caballo– y por favor, dejar a Versace en el ropero.
Si toca en [mala] suerte una ocasión más convencional, del tipo colación de grado, probar con una combinación de tweed, pana y algo beige. Aburrido sí, pero lo suficiente para entrar en ambiente.
Para ellas, dejar los escotes en casa. La idea es caerle bien al suegro, pero no trastornarlo. Y en cuanto al maquillaje, pies de plomo. Mejor pasar por la chica de al lado que por la chica de la esquina.

Todo guionado

Evite hablar de política, sobre todo si se sabe de antemano que no se comulga con las mismas ideas. Si se hace inevitable, extremar la diplomacia. Y rezar para que no aparezcan tópicos religiosos, que siempre puedan conducir al infierno.
A él/ella le aman, y los suegros sólo quieren escuchar lo mejor sobre su criaturita. Tener presente que el rol de actor/actriz de reparto nunca es incómodo.
Ni se le ocurra deslizar comentarios acerca de su vida sexual o la de ellos. Nadie quiere saber al respecto. Tampoco hablar incesantemente acerca de uno mismo. El título de novio o novia ya es suyo: el riesgo es perderlo en la primer reunión de familia.
Dóreles la píldora. ¿A quién no le gusta recibir cumplidos? Aún así, sea cauto. La adulación abierta se huele a varias cuadras de distancia.

Del OK al Knock Out

No cocine en el primer encuentro. No querrá que a ellos les quede un retrogusto de la cita.
Lleve un regalo, pero teniendo muy claro lo que les gusta y lo que odian. Si el suegro se está recuperando de años de alcoholismo, evite llegar con una botella de escocés.
Sea amigable con las eventuales mascotas, los niños molestos y otras alimañas que puedan entrar en escena.
El triple beso brasileño, el apretón de manos al estilo inglés, inclusive la reverencia coreana... Todo está permitido excepto, mon dieu, el beso francés.
La exageración es mala compañía. Lucir ansioso es poco atractivo. Y, no importa cuánto desee caer bien, evite dormir con alguien de su mismo apellido.
A propósito: no olvide ser usted mismo. Tarde o temprano lo descubrirán.

EDITORIAL | CARTA DE LECTORES | GENTE | DEJE SU MENSAJE

Para sección Carta de los Lectores: [email protected]
Copyright © Revista Paula diario El Pais. Todos los derechos reservados
Optimizado para una resolución de monitor de 800X600