Documento sin título
  EDITORIAL  |  CARTA DE LECTORES  |  GENTE  |  DEJE SU MENSAJE miércoles 16 de octubre de 2019
Documento sin título
  Diciembre 2006 | Nº169  
  Cocina a la moda  
 
Dimes&Diretes
Horóscopo
Moda
Temas y entrevistas
Si Te Digo, Te Miento
No es fácil saber cómo decirla y cuándo callarla. Frecuentemente escondida tras las apariencias, que a menudo engañan, la verdad bien puede ser considerada un bien escaso. Perseguirla ha desvelado a los hombres desde que el mundo es mundo.
Narda Lepes
Vino, cocinó, brindó y cautivó. Invitada a Montevideo para bendecir el lanzamiento de la cerveza belga Stella Artois, la popular cocinera argentina firmó autógrafos, se fotografió con admiradores e hizo gala del estilo que la consagró en la pantalla de El Gourmet. De paso, se sentó a la mesa para conversar con Paula.
Cambio de guardia en Hermés
Patrick Thomas es el primer hombre no perteneciente a la familia que se pone al frente de la venerable casa parisiense 169 años después de su fundación. No cree en la banalización del lujo ni en vender estatus.
¿Cuál es su credo?
SobreVivientes
Estuvieron al borde de la muerte, lo que los convirtió en luchadores incansables por la vida. Siete sobrevivientes revelan cómo los distintos episodios que debieron enfrentar modificaron su existencia y comparten aquí
las enseñanzas aprendidas.
¿Cómo amar a mujeres reales?
Un nuevo libro de Sergio Sinay, editado por Ediciones B, explora viejos y nuevos paradigmas relacionados con los varones y sus sentimientos. En este capítulo que adelanta Paula, el autor, especialista en vÍnculos humanos, reflexiona sobre los hombres y el amor en los tiempos que corren.
 
 

SI TE DIGO, TE MIENTO


¿Toda
la Verdad?


No es fácil saber cómo decirla y cuándo callarla. Frecuentemente escondida tras las apariencias, que a menudo engañan, la verdad bien puede ser considerada un bien escaso. Perseguirla ha desvelado a los hombres desde que el mundo es mundo.





Por Silvana Silveira


Unos la buscan con urgencia, otros se pasan la vida tratando de ocultarla. Algunos la quieren pura, otros la prefieren diluida on the rocks. No todos están dispuestos a beber del claro manantial de la verdad, que muchas veces puede suponer un trago amargo.
El dilema no sólo se presenta ante verdades existenciales de denso valor filosófico. También hay verdades nuestras de cada día que no son fáciles de digerir. Por ejemplo, nunca falta el ultra sincero que avise que una está gorda, mal vestida o demacrada.
Puede que sea cierto, claro, pero ¿una tiene que estar dispuesta a escucharlo? ¿Qué clase de persona anda por el mundo desparramando esa clase de verdades? ¿Es mejor una verdad hiriente o una mentirilla piadosa?
Marianella Duré (30), vendedora en una boutique de pleno Centro, se ve diariamente obligada a echar mano de alguna mentirilla para dejar contentas a las clientas. “Cuando la ropa les queda bien, se les dice la verdad directamente. En general, la ropa es linda y no hay que convencer a nadie de nada. Pero de pronto vienen mujeres más rellenitas, que no tienen cuerpo para esta ropa, pero vos notás que tienen tantas ganas de llevársela que igual le decís que le queda bien. Más que mentir, se trata de seguirle un poco la cabeza a la gente”, justifica la vendedora.
También en los salones de belleza se las ven negras para no faltar a la verdad, especialmente las coloristas y los cortadores. La peluquera Claudia Suárez, que trabaja en un salón sobre 18 de Julio, jura que trata de no mentir mucho. “Yo soy profesional, no comerciante”, se ataja de antemano. Sin embargo, tiene sus salidas bien planeadas para cuando un recorte se le va de las manos. Si alguien pidió un corte de puntas y se va con veinte centímetros menos de pelo, seguramente escuche: “estaba más florecido de lo que pensé”. “No es fácil ser transparente todo el tiempo. Además, las clientas quieren escuchar que el producto que llevan les va a dar tantos resultados como el mejor”, dice la peluquera.

EDITORIAL | CARTA DE LECTORES | GENTE | DEJE SU MENSAJE

Para sección Carta de los Lectores: [email protected]
ó, San José 1165 oficina 204, Tel. [005982] 9006427, CP 11.100, Montevideo.
Copyright © Revista Paula diario El Pais. Todos los derechos reservados.
Optimizado para una resolución de monitor de 800X600